Es un servicio de monitoreo de humedad de suelo, temperatura de ambiente y radiación, por medio de sensores instalados en los campos, que al mismo tiempo, entrega la información relevante para las decisiones de riego y aplicaciones. 

Además controla la productividad de los cosecheros y calidad de la fruta diariamente, a través de lectura de códigos de barras realizadas con smartphones. También hace siguimiento de la fruta desde el huerto, acopio y packing, para conocer los tiempos de proceso y estado de sus productos.