En Chile y el mundo los incendios forestales es una problemática que asecha recurrentemente a los bosques, reservas, etc. Sin embargo, existe una solución para evitar que los siniestros se propaguen: detectarlos en una fase temprana. 

SATI ayuda a percibir, a través de sus estaciones, el hollín en el aire, emitido por el propio incendio. Luego de esto, el sistema manda alertas a las entidades competentes.