Cero Polvos consiste en un servicio de limpieza y monitoreo de paneles fotovoltaicos a través de un sistema automatizado. Este último es insertado en cada línea de paneles, lo que hace que se adapte a diversos tamaños y formas.

Por medio de sensores y tele operados, el sistema es capaz de entregar datos sobre el estado del panel, tales como: humedad, temperatura y velocidad del viento. Para aumentar la eficiencia del panel el servicio tiene estos objetivos: Instalación, ejecución de limpiezas, monitoreo y reportes.